Actualidad

Cámaras frente al fusil en Colombia (VI): Henry Agudelo

Por ~ Publicado el 7 junio 2016

Cuatro fotógrafos tienen un arma en común: la cámara. Y, también, un testimonio compartido: ser testigos del conflicto armado en Colombia. Esta serie de Puroperiodismo recoge parte del trabajo realizado por las estudiantes de periodismo Camila Aranaga Hernández y Laura Tatiana Rojas, en el contexto de un taller de prensa en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, Colombia. En esta sexta y última entrega Henry Agudelo califica la guerra como el “horror” y se declara como un creador de “sensaciones y emociones” a través de su fotografía.

agudelo

“LA CÁMARA CASI ES UN ARMA”

Fundador del Instituto Henry Agudelo, una academia de fotografía y fotoperiodismo en la ciudad de Medellín, Henry también es reconocido por ser el fotógrafo del 5-0 de Colombia contra Argentina en el año 1994.

“Ustedes saben jóvenes que la cámara casi es un arma, un arma porque está denunciando toda esa injusticia social que se está cometiendo en el mundo. Somos como objetivos militares”, dice.​

Con su voz calmada, atractiva y perspicaz nos proporciona la entrevista via telefónica. Es un hombre responsable y atraído por lo que hace y con la pasión con la que va disparando cada vez que sus ojos ven lo que otros no ven. Él es un cuerpo de fotografías y de historias. Es otro de los títanes que ha visto tantas injusticias, llantos y sangre derramada en Colombia y que ahora aspira a la tan anhelada paz.

—¿Cómo se define en cuanto a su labor personal?
Soy una persona que hace agencia de comunicación con los lectores creando sensaciones y emociones a favor y en contra, pero que se expresa de manera muy directa y concisa la información que se debe recoger en un cuadro, en una imagen, para exponérsela a un lector y darle a entender a él lo que ocurrió, de una manera más conceptual y artística. Sin ahuyentar al lector, sino que el lector lo que quiere es que se fije cada vez más en mí porque le estoy entregando una imagen de aquellas que son únicas e irrepetibles y que a través de mi experiencia, de mi ojo y mis sentimientos pueda lograr al máximo la afectividad.

—¿Qué eventos que hayan marcado la historia del país, usted ha cubierto?
Me han tocado muchos, el palacio de justicia, me ha tocado armero, me ha tocado la Masacre de Mapiripán, me ha tocado toda la época violenta de Pablo Escobar, me ha tocado toda la época dura de lo que ha sido la comuna trece, me ha tocado todos los procesos de paz, del fallido en Caquetá con Pastrana, me ha tocado el de ahora en Cuba, fui a La Habana a cubrirlo también. Entonces ha habido muchos eventos noticiosos en los cuales yo me he visto involucrado, muchos hechos deportivos: estuve en el 5-0 argentino, estuve en dos mundiales de fútbol, estuve con la selección Colombia dos meses de gira por todo Europa. Le he sacado jugo a mi profesión y la he disfrutado.

 —¿Cómo es narrar la guerra de un país como Colombia?
No es fácil, es muy difícil porque es que si fuera una guerra entre dos bandos que uno pudiera ver, deslumbrar, allá el grupo y por aquí está el otro grupo sería un poco más fácil, pero aquí de pronto hay un conflicto más camuflado. Uno no sabe quién es quién y uno no puede tomar bando, se trata como de ser imparcial pero a veces los actores armados no creen en eso sino que uno va llevando información de un lado para otro, entonces se vuelve aún más peligroso  y sobre todo nosotros que cargamos una cámara. Ustedes saben jóvenes que la cámara casi es un arma, un arma porque está denunciando toda esa injusticia social que se está cometiendo en el mundo, somos como objetivos militares.

—¿Qué siente Henry Agudelo cuando está en la zona de conflicto?
Miedo, porque si no sintiera miedo creo que no saldría vivo, una de las sensaciones principales que debe tener un ser humano cuando se enfrenta a este tipo de cosas. Siento emociones encontradas porque con la fotografía lo primero que hace uno es mirarla, empezar a  digitalizarla en el cerebro y  después cuando una la va a dispar, la dispara con el corazón y con un sentimiento encontrado frente a ese cultura de la que provenimos y que nos han enseñado, que ha sido placer que ha sido dolor. Eso se convierte la fotografía, un disparo que hace el corazón, para podérselo expresar a los lectores, y decirles acá ocurrió algo, aquí estoy narrando a través de esta imagen para que ustedes se den cuenta de lo que ha ocurrido en este hecho.

—¿Con qué palabra definiría la paz en Colombia?
Tranquilidad.

—¿Con qué palabra definiría la guerra en Colombia?
Horror.

Parte 1: Historias de reporteros gráficos colombianos
Parte 2: Un mapa del conflicto
Parte 3: Héctor Fabio Zamora
Parte 4: Milton Díaz
Parte 5: Carlos Ortega
Parte 6: Henry Agudelo

#Etiquetas:

Comentarios.