Actualidad

Conferencia reflexionó sobre la contingencia en los medios y la oportunidad de los proyectos independientes

Por ~ Publicado el 22 noviembre 2019

Ha pasado más de un mes del inicio de las movilizaciones sociales en Chile, un periodo donde los medios de comunicación tradicionales han recibido críticas desde varios frentes. Es por lo anterior que el Departamento de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado organizó la conferencia “Periodismo movilizado, nuevas maneras de informar”. Una jornada donde se debatió sobre la calidad del periodismo chileno, la crisis de legitimidad y las maneras de revertir el rechazo social por la información que se comunica, además de proyectar el futuro de los medios independientes en nuestro país.


Si hiciéramos un listado de las instituciones más criticadas durante el último mes, sin lugar a dudas que la prensa y los medios tendrían un lugar. Las movilizaciones sociales en nuestro país han provocado una pérdida de la confianza del rol de “perro guardián” y de fomento a la democracia, tanto por su cobertura como por el trato a la audiencia al momento de informar.

Es por lo anterior que el Departamento de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) organizó una conferencia especial. En “Periodismo movilizado, nuevas maneras de informar“, se debatió sobre la calidad del periodismo chileno y la experiencia informativa que que han brindado los medios alternativos, además de analizar la crisis social, política e institucional que atraviesa Chile.

La jornada fue encabezada por la directora del departamento, Ximena Orchard, quien moderó la jornada desarrollada en el Aula Magna. Los integrantes del panel fueron Andrés Almeida, editor general de Interferencia; como también la cineasta Patricia Rivera y el periodista Claudio Pizarro, académicos de la Escuela de Periodismo de la UAH y fundadores del Proyecto A.M.A (Archivo de Memoria Audiovisual).

En una conversación de una hora y media, donde también se dio la palabra a los asistentes, los invitados comentaron de sus proyectos, las fake news y el alcance que tienen la televisión, los diarios y las redes sociales, a la hora de informar en tiempos de crisis.

En primera instancia, se conversó sobre la posición que han tomado los medios de comunicación en torno al debate público y cuáles son los desafíos que enfrentan sus propios medios.

Bajo ese contexto, Andrés Almeida se refirió a las limitaciones que puede enfrentar un medio emergente como el suyo cuando ya adquirió un gran sentido de responsabilidad informativa.

Andrés Almeida, editor general Interferencia. Foto: Aarón Castro

Andrés Almeida, editor general Interferencia. Foto: Aarón Castro

—En la medida que te das cuenta que las decisiones editoriales van produciendo ciertos cambios y produciendo ciertas perspectivas, nosotros tomamos la decisión fundamental de orientar la navegación y seguir de la manera más lúcida posible el debate en torno a la crónica política, o sea ¿Qué significa exactamente el hecho de que vaya a haber una nueva Constitución? ¿Cuál es el significado profundo de esto? Tratamos de tirar la pelota un poco para adelante, ver qué es lo que va a pasar, tratar de hacer esa interpretación y hacer un periodismo interpretativo con proyecciones —señaló.

En esa misma línea, el editor general de Interferencia destacó el acierto periodístico que significó la publicación de los archivos PacoLeaks. Una investigación que, entre otras elementos, reveló la existencia de informes con datos e información de dirigentes sociales en los archivos de carabineros.

PacoLeaks fue como nuestro hit, porque supimos reaccionar y ver qué lo más interesante eran las filtraciones —agregó Almeida.

En el caso del Proyecto A.M.A, Claudio Pizarro comentó que la oportunidad de trabajar en un archivo visual de este momento histórico se debió por la poca empatía que los medios y las instituciones oficiales generaron en el último tiempo.

—Nuestro objetivo fue luchar contra las fake news y tratar de demostrar lo que había detrás de todo esto. Que quienes se manifestaban eran personas, como todos nosotros —declaró el exeditor de Crónica de The Clinic.

Patricia Rivera se sumó a las palabras de Pizarro e invitó a generar un cambio en la forma que consumimos el contenido audiovisual. A ver con ojo crítico lo que se informa en los medios y así, no depender completamente de estos a la hora de tomar una decisión.

—Es importante que se consagre el derecho de la información, junto con el de comunicar. Con esto, se pueden dar las bases para que se creen otros medios independientes —se refirió la cineasta.

La siguiente pregunta de Ximena Orchard estuvo enfocada en repensar el periodismo desde una perspectiva independiente, ya sea en términos de sustentabilidad o de viabilidad. Rivera, por su experiencia en medios y en proyectos audiovisuales, concluyó que un aspecto fundamental es repensar a las audiencias. Globalizarlas, considerarlas más allá de Chile.

Pizarro complementó su punto con la necesaria búsqueda de nuevas formas de investigar, transmitir e informar. Desde un punto de vista académico, mencionó que el mundo universitario también está cambiando, compartiendo las capacidades de distintas carreras, lo que permitiría innovar y hacer más viable el periodismo.

—Para que un medio independiente se pueda financiar —intervino Almeida— necesita el respaldo de su propia audiencia. Que se justifique el muro de las suscripciones, del avisaje, o lo que se utilice para costear el medio. Esa convicción de la audiencia permite a los medios sobrevivir.

Andrés Almeida, Patricia Rivera y Claudio Pizarro. Foto: Aarón Castro

Andrés Almeida, Patricia Rivera y Claudio Pizarro. Foto: Aarón Castro

Finalmente, los invitados tuvieron la posibilidad de reflexionar sobre los desafíos que tendrán los medios a corto, mediano y largo plazo, especialmente en el caso de la televisión, el formato más criticado en el último mes de movilizaciones. En esa línea, el editor general de Interferencia planteó la urgencia de modificar las pautas que se pueden encontrar dentro del oficio.

—Este momento histórico es también una oportunidad para que empecemos a trabajar de manera consciente, con protocolos claros respecto a cómo se aborda la información y de qué manera podemos construir un periodismo responsable —manifestó.

Los fundadores del Proyecto A.M,A, por su parte, estuvieron de acuerdo en la falta de ética de la televisión a la hora de presentar las noticias, ya que la manera de hacerlo necesariamente crea una realidad en la audiencia. Para ello, en palabras de Patricia Rivera, sería fundamental la interdisciplina y adquirir nuevos conocimientos.

—Es necesario colaborar entre profesionales de distintas áreas sociales para dar limpieza a las miradas sobre la realidad, porque uno debe deconstruir los propios sesgos. Es por esto que es importante incorporar herramientas de conocimiento más metodológicas para capturar la realidad —finalizó Rivera.

Por: Natalia Riquelme, Rosario Varas y Francisca Pérez.

#Etiquetas:

Comentarios.