Actualidad

Académico de CUNY propone la creación de un organismo que juzgue al periodismo

Por ~ Publicado el 18 noviembre 2019

Sin lugar a dudas que la prensa ha sido una de las instituciones sociales más criticadas durante las últimas movilizaciones ocurridas en Chile. La audiencia, manifestada en las calles y en redes sociales, ha expresado su rechazo tanto por la cobertura como por el trato y análisis de los distintos asuntos que se debaten en muchos rincones. Hace dos meses, un periodista y académico estadounidense hizo una propuesta que a muchos, bajo este contexto de desconfianza, les podría parecer una buena idea. Jeff Jarvis, por medio de una publicación en su blog, consideró la opción de que un ente autónomo exija buenas prácticas en el oficio. Es por esto que pensó en un jurado —compuesto por académicos, representantes de la sociedad civil y periodistas retirados— capaz de analizar distintos casos presentados por la ciudadanía. ¿El fin de todo esto? Saber llevar la crisis y fomentar el debate sobre los dilemas que enfrenta la profesión en nuestros tiempos.


Como un preámbulo se puede calificar lo que dijo hace dos meses, en una entrevista que dio a el diario El País de España. Jeff Jarvis, el destacado periodista, escritor y profesor de la City University of New York (CUNY), propuso replantear el rol del periodista, ya que —en nuestros tiempos— su labor ya habría superado el hecho de solo producir contenido. 

—Hay que pensar qué hacer con la sociedad. Mi consejo es ser valientes y probar nuevas ideas locas —dijo al medio español, como un anticipo de lo que después propondría en su blog.

Para ello, piensa un trabajo en equipo, pero no cualquiera. Periodistas retirados, académicos y representantes de la sociedad civil, estarían unidos para distinguir el buen periodismo de la información basura. Todos ellos, como un organismo defensor de la audiencia. 

Esa es la propuesta del reconocido comunicador y analista tecnológico, también autor de los libros Y Google, ¿Cómo lo haría? (2009), Partes públicas: por qué compartir en la era digital mejora la forma en que trabajamos y vivimos (2011) y de El fin de los medios de comunicación de masas (2015). Un verdadero jurado, cuya presencia serían las bases de una institución necesariamente autónoma, que recibiría casos provenientes de la ciudadanía a través de la web. El único requisito para su recepción y análisis sería su necesario fomento de dilemas éticos y profesionales del oficio. 

—El jurado debe tener plena libertad y autoridad para otorgar prioridad a casos específicos. El tiempo sería limitado, por lo que se elegirían casos en función de si son particularmente importantes, representativos, instructivos o nuevos —mencionó. 

Jarvis quiere fomentar un debate reflexivo y que la calidad periodística se enfrente a preguntas difíciles. El trabajo de esta posible institución iría por lo constructivo, dado que la profesión, bien sabemos, depende del tipo de pautas presentes en el día a día. Es por ello que, a través de un autocuestionario, ahondó más sobre esta idea. 

—Creo que debe servir a los intereses públicos del periodismo. Pero reconozco que muy pocos miembros del público prestarían atención a estos conceptos. La audiencia para las publicaciones del jurado sería principalmente de periodistas, así como de estudiantes y profesores de periodismo —proyectó a futuro. 

Jeff Jarvis, periodista y académico de CUNY. Foto: El País (España)

Jeff Jarvis, periodista y académico de CUNY. Foto: El País (España)

La función de este organismo, según el periodista, sería como la de un ombudsman, término que se refiere al cargo público existente en diferentes regímenes y que busca el resguardo de los derechos ciudadanos ante el poder, sea económico, político o mediático, como en este caso. 

Esta defensa iría enfocada a prevenir la posible influencia de fakes news en la pauta de los medios, cuyos efectos juegan en contra de la información necesaria para energizar una democracia.  

Es importante destacar que el investigador ya ha presentado ideas similares a la publicada en su blog. En julio de este año, bajo el marco del Congreso Anual de la Asociación Internacional de Estudios en Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, sostuvo la necesidad de crear tribunales nacionales de internet, ya que identificar comportamientos no deseados e ilegales sería imperante en un mundo tan volátil como el virtual. 

—Debe haber una regulación de la tecnología y una regulación de los discursos porque hay discursos que pueden hacer daño, especialmente cuando son utilizados por las personas que tienen poder. Por ejemplo, en América Latina se están usando para destruir instituciones —declaró en dicha instancia, según reportó Europa Press.

Un proyecto que en estos minutos lidera el “gurú de la comunicación”, como se refieren a él algunos medios, es “The News Integrity Initiative”, una iniciativa de base digital de la escuela de periodismo de CUNY y que cuenta con el auspicio del Tow-Knight Center for Entrepreneurial Journalism, centro de emprendimientos periodísticos dirigido por Jarvis. 

Esta plataforma busca aumentar la confianza de las audiencias por el periodismo del mundo, financiando investigaciones aplicadas, proyectos y eventos, convocando a académicos, organizaciones y gremios ligados a las comunicaciones, como también a distintos expertos de la industria tecnológica. La apuesta es que las personas logren emplear juicios informados sobre los contenidos que consumen y comparten en la web.

—Es difícil imaginar un rol más importante para una escuela pública de periodismo —declaró la decana de CUNY, Sarah Bartlett, cuando asumió la gerencia general de “The News Integrity Initiative”. 

Facebook, John S. and James L. Knight Foundation, Ford Foundation, Craig Newmark Philanthropic Fund, Tow Foundation, Mozilla, AppNexus y Betaworks, solventaron esta experiencia, cuyo inicio fue gracias a un fondo de 14 millones de dólares. Es probable que la última propuesta de Jeff Jarvis, de un organismo que juzgue al periodismo, también deba buscar este tipo de financiamientos, sobre todo porque en su blog también deja abierta la puerta a distintos filántropos interesados. 

—Tal esfuerzo —escribió el periodista— no puede ser voluntario. El tiempo del jurado debe ser respetado y compensado. Tendría que haber al menos una persona administrativa para manejar los casos entrantes y la emisión de sentencias.

Una de las últimas preguntas de la publicación tiene que ver con lo erróneo que sería llevar este tipo de proyectos en nuestros tiempos. Jarvis se lo cuestiona por la “mala fama” de los medios entre gobernantes y la ciudadanía. Recordemos que el mismo Donald Trump, en 2017, calificó a la prensa como “el enemigo del pueblo norteamericano”, además de considerar a los periodistas como “los seres humanos más deshonestos del planeta”. 

Pese a que la publicación no va dirigida a nadie en especial, no resulta raro pensar que la idea de un organismo así también sea una respuesta a los críticos del periodismo, como el presidente de Estados Unidos.

—Es precisamente el momento adecuado para hacer esto, para mostrar cómo mantenemos los estándares, no tememos a las críticas legítimas y aprendemos de nuestros errores. No hay mejor manera de comenzar a generar confianza que abordar nuestras propias fallas con honestidad y apertura —finalizó Jeff Jarvis. 

#Etiquetas:

Comentarios.