Actualidad + Especiales

Los últimos esfuerzos de la “marea amarilla” de Sichel

Por ~ Publicado el 20 noviembre 2021

En el último respiro de la campaña presidencial de Sebastián Sichel, la candidatura del abanderado de Chile Podemos Más salió del amoratado mortuorio para volver a tener colores. Aquí, los últimos esfuerzos en la calle por repuntar el 8% de que le dio la última encuesta Cadem.

Por Franco Duarte, Daira Irribarra y Carlos Olivares*


 *Esta crónica fue realizada por estudiantes de segundo año de la carrera de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado, en el marco del Taller de Crónicas y Entrevistas, impartido por el profesor Roberto Herrscher.

Esta última semana de campaña legal, Sebastián Sichel y todo su comando, se lanzaron con todo a la campaña en terreno, conectándose con la gente e intentar demostrar a sus votantes y a quienes aún tienen dudas por quién votar, de lo que es capaz. Este jueves 18 de noviembre, el candidato sorprendió con cientos de remolinos amarillos desplegados en Plaza Baquedano.

“Queremos recuperar la Plaza Italia de esperanza para todos los chilenos. Por eso, nuestro acto de cierre de campaña empieza llenando de remolinos amarillos que son el símbolo de la esperanza para Chile, esta es la plaza de todos los chilenos, es la plaza del encuentro y queremos celebrar que una campaña se trate de esperanza, donde podemos estar juntos. Cuando sea presidente, esta plaza va a volver a estar llena de colores y va a brillar para todos los chilenos”, declaró la carta oficialista para llegar a La Moneda.

La “remontada”, en palabras del comando de Sichel, comenzó el sábado 13 de noviembre en la feria de 3 Poniente, en la comuna de Maipú, donde él acompañó al candidato a diputado por el distrito 8 del pacto Chile Podemos Más, Diego Bravo. Luego se pudo ver a los brigadistas de Sichel, que se hacen llamar “Marea Amarilla”, en las afueras del frontis de TVN para alentar a su candidato antes del último debate presidencial que se transmitió el lunes 15 por televisión. Eran alrededor de 80 personas con su distintivo color amarillo.

Pero en el sitio del debate, mientras entraban los candidatos, el mensaje de tinte esperanzador de los seguidores de Sichel se vio opacado por las pancartas y los gritos más agresivos de otras facciones: KKKast= odio”; “Liberen a Willy”; “Mi mamá está presa”; “Chile robemos más”, decían.

Las consignas de “Sichel nuestro presidente” o “Con Sichel presidente Chile crecerá” perdían fuelle ante la altisonancia de sus rivales.

Fue en el cierre de campaña, un evento cerrado, donde el tono de la “marea amarilla” pudo oírse con claridad. En calma y blandiendo algunos de los remolinos amarillos que la campaña plantó en Plaza Baquedano, se pudo ver a media mañana un grupo de brigadistas avanzando por avenida Italia con Francisco Bilbao.

Providencia, 18 de noviembre. (Foto: Franco Duarte)

Providencia, 18 de noviembre. (Foto: Franco Duarte)

Fueron apareciendo líderes tradicionales de la derecha y candidatos a distintos cargos, como Felipe Alessandri, Marcela Cubillos, Jaime Mañalich, Marcela Sabat, Francisco Chahuán, Ignacio Briones, Mario Desbordes, Josefa Hoffman y Mariana Aylwin; en ese ambiente Sichel se sintió cómodo al avanzar saludando a diestra y siniestra del brazo de su esposa.

Desde el podio, al que subió al ritmo de “Chi chi chi le le le, viva Chile”, Sichel recordó su discurso de madrugada en Plaza Italia, donde había hecho alusión al soldado desconocido y los valores que éste representaba, como el orden y la patria.

“Los que estamos acá, en la centro derecha, decimos sin complejos que no tenemos miedo de decir que tenemos orgullo de ser chilenos y de amar Chile”, dijo el candidato.

“Creo que ese orgullo de amar Chile nos permite estar acá. Muchos nos dedicamos a la política porque la entendemos como una herramienta de justicia, una herramienta de libertad. Es aquel lugar donde la gente viene a servir y no a ser servido. Ese es el lugar donde se transforman los países para mejor, donde se avanza y no se retrocede,” agregó.

Mientras hablaba, ondeaban banderas con los nombres de algunos postulantes legislativos de la coalición, como Savka Pollak, Luciano Cruz-Coke o Nicolás Walker. Por el estrado pasó el candidato al senado, Jaime Mañalich, luciendo una camiseta con su slogan de campaña: “Hagamos las cosas bien”.

Al cierre de su discurso, Sichel levantó la voz para imaginar cómo se recordaría este momento en 2050, entre un mar de banderas amarillas:

“En 30 años más, este 21 de noviembre no sólo vamos a decir que se pudo, vamos a decir que empezó una nueva etapa en Chile, una etapa en que en realidad resolvimos nuestros conflictos, una etapa en que hicimos los cambios que se necesitaron para vivir mejor, una etapa en que vivimos la libertad a concho y sacamos a la violencia de Chile”.

#Etiquetas:

Comentarios.