Actualidad

Periodismo de excelencia: la definición de Marcelo Castillo

Por ~ Publicado el 6 diciembre 2010

Marcelo CastilloEl presidente del Colegio de Periodistas y ex director del diario La Nación, Marcelo Castillo, formula una definición de lo que él entiende por “periodismo de excelencia”.

Yo creo que es válido aplicar a la actividad periodística criterios que tienen que ver con la calidad en la generación de un producto o servicio. Evidentemente, tienen que ser criterios que se adapten a esta actividad específica. Y en ese sentido, a mí me parece que un periodismo de calidad —yo he trabajado harto en esto— tiene que ver con la existencia de estándares que establezcan cuáles tienen que ser los elementos que tiene que contener determinado producto, y cómo se llega a esos elementos a partir de estándares de calidad del proceso de producción de ese servicio o producto. Podemos decir que el noticiario de televisión es un producto ya terminado, o que el diario terminado ya es un producto. Es fundamental hoy día generar estándares que nos permitan a todos tener una idea común de cuándo estamos ante un periodismo de calidad.

Aquí estamos hablando de cuestiones que son relativamente medibles; y digo relativamente, porque hay cuestiones que son más medibles que otras. En las cuantitativas, claramente está la cantidad de fuentes de la información, y determinados elementos en la estructuración de ella que, en el caso del periodismo escrito, que es a lo que yo más me he dedicado, es lo que yo llamo las ‘entradas’: cuántas formas tiene el lector de acceder a la información que yo elaboro. Nosotros tenemos que ofrecerle a la audiencia una información que tenga fuentes diversas, que tenga opiniones contrapuestas, que tenga muchas entradas. Eso como primer elemento.

Segundo, toda información hoy en día debe estar acompañada de una contextualización para que el lector entienda no sólo el hecho aislado, sino que en qué contexto se produce y, una cuestión muy importante, cuáles son sus causas y consecuencias.

Para que esto realmente suceda así, tienen que establecerse parámetros para el trabajo. Cuestiones como por ejemplo: ‘para lograr estructurar un producto con esas características, ¿cuántas horas de trabajo periodístico necesito, cuántos periodistas necesito, con qué nivel de dedicación?’.

Por otro lado hay cuestiones más cualitativas que tienen que ver un poco con el tema del libro [Por un periodismo no sexista]. Yo diría que tienen que ver con el tratamiento de la información. Y aquí nos estamos refiriendo a en qué medida la información que nosotros entregamos es capaz de  integrar a todos los partícipes de la sociedad, tanto a nivel individual como en términos organizados, y de una manera que no sea discriminatoria, que sea inclusiva, que considere a cada una de las organizaciones pero también a cada uno de los individuos.

Esta visión más cualitativa tiene que ver necesariamente con los grados de especialización periodística. Necesitamos periodismo especializado que sea capaz de abordar con una perspectiva de profundidad los temas de género, los temas de la infancia, los temas de salud, los temas del mundo del trabajo, de la economía. Profesionales que se especialicen en ello.

Yo agregaría que un periodismo de calidad también tiene que ver con que en el proceso de elaboración de información tengamos la capacidad de escuchar, de establecer un proceso que sea absolutamente horizontal, de relación con las fuentes. Una de las cosas que le cuesta mucho al periodismo chileno es escuchar, otros puntos de vista, otras formas de abordar la información.

Artículo relacionado: Marcelo Castillo: “En los medios del grupo Copesa el Colegio de Periodistas no existe”

#Etiquetas:

Comentarios.