Actualidad

Miguel Paz: “El Mostrador va a ser seguramente el primer medio chileno en ocupar Poderopedia”

Por ~ Publicado el 2 diciembre 2011

El periodista y subdirector de El Mostrador aclara el estado de avance de la idea premiada en el Knight News Challenge hace algunos meses, adelanta la creación de la Fundación Poderomedia y explica cómo pueden ayudar a los medios de comunicación para administrar mejor la información.

Rutas para el laberinto del poder.

En junio pasado se conocieron los ganadores del Knight News Challenge, una iniciativa de la Fundación Knight que desde el 2006 entrega financiamiento a la innovación periodística. Fueron 16 proyectos beneficiados para repartirse casi cinco millones de dólares. Entre ellos, uno chileno: Poderopedia, la primera propuesta latinoamericana reconocida en este desafío.

Poderopedia es creación de Miguel Paz, subdirector de El Mostrador, y Héctor Vergara, periodista y programador. Ambos se adjudicaron 200 mil dólares (poco más de 100 millones de pesos) para desarrollar esta herramienta que almacenará y cruzará los perfiles de personas, empresas y organizaciones de la élite chilena, para reflejar los conflictos de intereses y las redes del poder en el país.

El proyecto es caro, porque requiere muchas manos y horas de trabajo. Recién el 1 de noviembre recibieron el aporte de la Fundación Knight. “Tenemos un año hasta noviembre de 2012 para lanzar el proyecto en beta”, cuenta Miguel Paz a través del teléfono. Él y Vergara están trabajando con Rodrigo Guaiquil (ex director de estrategia digital en America Economía) y a contar de diciembre se sumará la investigadora jefe Mónica Ventura, que arrastra experiencia en icarito.cl y como editora de contenidos de dibam.cl.

PARTIR LA PEGA AL REVÉS

Paz explica que aún no definen que rol tendrán los visitantes en el sitio (“Ese es el desafío más importante”) pero sí sabe qué deberán ofrecer (“Para nosotros es esencial salir con 500 perfiles muy buenos, antes que tener dos mil perfiles malos”).

“Estamos dándonos un lujo que uno casi nunca tiene: partir la pega al revés. Generalmente uno parte por buscar el nombre, el diseño, esas cosas, cuando en realidad uno debería partir por el usuario y definir quién es”.

Actualmente están investigando a sus futuros usuarios, lo que a su juicio es un privilegio. “Estamos dándonos un lujo que uno casi nunca tiene: partir la pega al revés. Generalmente uno parte por buscar el nombre, el diseño, esas cosas, cuando en realidad uno debería partir por el usuario y definir quién es. Eso se hace con entrevistas, con etnografía, con antropología cultural”. Esta etapa debería extenderse hasta enero de 2012.

Los creadores de la idea tienen un presupuesto: Poderopedia será un sitio de consulta para periodistas, académicos, ONG y grupos ciudadanos. “Ahora vamos a ver si en realidad eso es así”, plantea Paz. “Uno va a prendiendo en internet de sus propios errores que en esos detallitos es donde más te demoras y donde se constituye la experiencia de usuario, y que esa experiencia sea beneficiosa o no, que sirva para que la gente siga usando el sitio o no”.

UN CURADOR DE CONTENIDOS

“Hay dos cosas que queremos hacer con Poderopedia“, dice Paz. “Una, que quien lo quiera ocupar para sumarlo a su sitio web —sea un medio de comunicación o no— pueda ocuparlo. Por otro lado, vamos a tener uno de los modelos de financiamiento que estamos viendo para Poderopedia, que es “Poderopedia plug-and-play”, una licencia de servicio donde nosotros les facilitamos a los medios de comunicación el sistema —en esencia un sistema de extracción, filtrado, modelamiento y cruce de datos—, para que ellos lo usen le agreguen sus propios datos”.

Poderopedia plug-and-play es una licencia de servicio que se le facilitará a los medios de comunicación para que agreguen sus propios datos al sistema.

Así las organizaciones de noticias tendrían su “Poderopedia interna” de acuerdo a distintas temáticas. “Podría ser fútbolpedia, agricultoropedia, deporpedia. Si nosotros nos enfocamos en personas, organizaciones y compañías que son del mundo del poder, también podrían ser del mundo del deporte. Lo bueno de esto es que es replicable en distintos lugares y que puede tener múltiples usos”.

Miguel Paz asegura que han sostenido conversaciones —aún informales— con un diario electrónico español y medios de otros países que están interesados en usar la aplicación. “Y en el caso chileno —agrega— El Mostrador va a ser seguramente el primer medio en ocupar el modelo Poderopedia”.

Operativamente, Poderopedia funcionará más como curador de contenidos (por la naturaleza y diversidad de su insumo básico) que como medio de comunicación (por los costos que implicaría). “Sí va a haber cosas como información contextual caliente; está la posibilidad de hacer rankings, hacer especiales y otras cosas”, afirma Paz.

FUNDACIÓN PODEROMEDIA

Poderopedia es el primer paso de un proyecto mayor. Miguel Paz cuenta que están constituyendo una fundación llamada Poderomedia para generar otras iniciativas. ¿Qué buscan? “Empoderar y promover la innovación y la experimentación digital en el mundo de los medios on line y de los medios ciudadanos, o de las perspectivas más cívicas de los medios”.

La Fundación Poderomedia buscará “empoderar y promover la innovación y la experimentación digital en el mundo de los medios”.

Porque Poderopedia, dice Paz, está en el mismo negocio que la fundación Ciudadano Inteligente, creadora de aplicaciones web como Acceso Inteligente y el Inspector de Intereses. “Más que competir lo que nos interesa es la colaboración. Y ellos tienen un perfil que es súper claro, que es empoderar a la ciudadanía o trabajar por la ciudadanía, y nosotros nos enfocamos desde una perspectiva distinta, que tiene que ver con nuestros orígenes”.

Esos orígenes —el ADN de los fundadores de Poderopedia— son periodísticos. “Nuestras perspectivas individuales definen mucho las características que va a tener nuestro proyecto. Además, está desde la lógica de promover el uso de código abierto y que la gente utilice las cosas, las modifique y haga otros derivados de productos”.

#Etiquetas:

Comentarios.