Actualidad

Martina Castro: “Queremos crear una nueva manera de compartir historias”

Por ~ Publicado el 24 abril 2012

Radio Ambulante es un nuevo proyecto radial liderado por Daniel Alarcón —escritor peruano avecindado en Estados Unidos— que traslada crónicas escritas al lenguaje radial, siguiendo el consolidado estilo de la tradición periodística anglosajona. Conversamos con Martina Castro, productora general del medio.

Castro dice que buscan explorar nuevos estilos radiales. | Foto: Fran Trachta

La propuesta de Radio Ambulante es inédita: permitirá a los cronistas compartir historias latinoamericanas a través de cápsulas de audio elaboradas solamente en español. La idea es crear una comunidad de periodistas que aproveche las nuevas tecnologías para distribuir e intercambiar historias a lo largo y ancho del continente.  En su página web ya se puede escuchar una serie de cinco episodios que se está publicitando por medio de sus cuentas en Facebook y Twitter.

El proyecto, que será lanzado en mayo, se ha difundido gracias a la colaboración con diferentes organizaciones como la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, la revista Etiqueta Negra de Perú , la radio KALW 91.7 FM de San Francisco, y una cadena de periodistas a lo largo de América Latina.

“El poder de la crónica radial es que la falta de imágenes hace que el oyente tenga que usar su imaginación y, de ese modo, él forma parte de la historia”, dice Martina Castro.

La radio, cuya sede oficial está en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, pretende encontrar una nueva forma de narrar y que el medio se posicione no sólo como un vehículo informativo sino que también narrativo. Además, crearán alianzas con emisoras tanto de Latinoamérica como de Estados Unidos, para ampliar su audiencia.

“Las crónicas harán parte de un episodio temático de media hora, y podrán ser descargadas desde nuestra web juntas, en el programa completo, o por separado”, cuenta a través de un correo electrónico Martina Castro, productora ejecutiva de Radio Ambulante. “Esperamos que las emisoras de cada país con las que establezcamos alianzas, pongan el programa al aire en un horario fijo y que compartan esos horarios a través de nuestro sitio web”.

—¿Cuál es la principal riqueza de la lengua hispanoamericana, que hace que el proyecto se enfoque a narrar historias exclusivamente en este idioma?
La razón por la cual decidimos narrar el programa exclusivamente en español es porque, por ahora,  no existen programas radiales con este estilo en nuestro idioma, que une a más de 550 millones de hispanohablantes (600 millones incluyendo a España). Además porque a través de diferentes acentos y maneras de hablar, se pueden representar las diferencias entre nuestras culturas e historias.

—¿Cómo se costea la red de cronistas que trabaja a lo largo de Latinoamérica?
Durante el primer año, se usaron recursos de un inversionista privado para pagar las crónicas que hemos producido. El resto de la temporada, será financiado con el dinero recogido de la página web Kickstarter. Ahora bien, cada historia cuesta diferente dependiendo del tiempo y trabajo que requiera. Si se necesita viajar mucho o se requiere mucha investigación, se paga más por esa crónica. Pero por lo general, estamos pagando lo que los periodistas independientes aquí en EE.UU. ganan por cada crónica. Nos parece muy importante reconocer el esfuerzo y valor de cada crónica y pagar un sueldo que respete lo que requiere este tipo de trabajo.

—Además de los US $46.032 recaudados mediante Kickstarter, ¿de qué manera se seguirán financiando?
El dinero que recaudamos en Kickstarter fue un apoyo inicial enorme porque podremos financiar nuestra primera temporada, que incluye cinco episodios este año, empezando en mayo. Pero ahora nos toca buscar suficientes fondos para ampliar nuestro equipo y para financiar la próxima  temporada el año que viene. Esos recursos los estamos buscando a través de una combinación de inversionistas privados, fundaciones, y corporaciones que quieran apoyar nuestro proyecto; con la sindicación del programa en emisoras comerciales; estableciendo un sistema de microdonaciones en nuestro sitio web, y creando alianzas con instituciones en el desarrollo de proyectos especiales.

—Muchas veces ocurre que la crónica televisiva es muy invasiva al reportear. ¿Creen que grabar solo audio les permitirá entrar en situaciones más íntimas, donde la cámara no llega?
Sí, en términos técnicos, definitivamente resulta más fácil sólo tener que grabar audio, pero también puede ser más difícil transmitir emoción a través del sonido únicamente. Por esto resulta muy importante saber cómo manejar la entrevista, saber hacer preguntas que realmente hagan que el entrevistado pueda reflexionar sobre sus experiencias y también recrear los momentos más importantes del cuento. El poder de la crónica radial es que la falta de imágenes hace que el oyente tenga que usar su imaginación y, de ese modo, él forma parte de la historia. Esta es la manera en que muchas de nuestras historias han pasado de generación en generación, a través de la voz.  Si lo estamos haciendo bien en la crónica, el oyente se tendría que sentir como si nosotros le estuviéramos hablando directamente a él.

—¿Qué responsabilidad sienten al ser pioneros en el rubro de las crónicas radiales en América Latina?
Me parece que lo más importante es no pretender cambiar el mundo de periodismo radial en Latinoamérica. Al contrario, apreciamos mucho el trabajo que los periodistas latinoamericanos están haciendo hoy en día por la radio y por la televisión. Sólo queremos ofrecer un nuevo estilo, que ha sido escuchado en inglés en Estados Unidos y en Inglaterra en redes como la Radio Pública Nacional (NPR) y la BBC, y que creemos que a los hispanohablantes de todo el continente les va a gustar. También queremos crear una nueva manera de compartir historias, quizás hasta establecer un mercado para las crónicas, para que los periodistas y escritores latinoamericanos puedan tener otro modo de expresar las diversas identidades de América Latina, y compartir las historias que nos unen como latinoamericanos.

REQUERIMIENTOS TÉCNICOS

“Estamos pidiendo que los periodistas que se presenten a trabajar con nosotros tengan una grabadora digital que pueda hacer grabaciones de alta calidad (.wav, 16bit, 44.1khz) y que cuenten con un micrófono externo. En nuestro caso utilizamos grabadoras Marantz 620, con micrófonos shotgun AT835, o Zoom H4 con un micrófono RE50, ¡y siempre audífonos!”

Revisa el video del proyecto Radio Ambulante en Kickstarter.

#Etiquetas:

Comentarios.