Entrevistas

Juego de presiones: el periodista Roberto Gálvez relata su salida del CDF

Por ~ Publicado el 14 agosto 2014

El lema del CDF es que “todos juegan”, pero parece que algunos lo pueden hacer más que otros. Roberto Gálvez, autor del reportaje sobre los nulos avances del Estadio de la Universidad de Chile que irritó a Azul Azul, acusa censura, vulneración del derecho de la información y presiones externas al trabajo del canal. Hoy se encuentra a la espera de firmar su finiquito por renuncia, al igual que tres periodistas más, debido al despido de dos editores. Aquí presentamos la versión de un periodista que, paradójicamente, también quiere que se cumpla el sueño azul del estadio propio.

Foto: Pablo Baeza Contreras

“El reportaje comienza la noche del sábado 26 de julio. Estaba con unos amigos y uno me preguntó algo que no supe responderle. No tenía idea. Se me ocurrió plantearlo en la pauta del lunes.

En qué estaba el estadio de la U.

Lo propuse a Pablo Sepúlveda y José Manuel García, quienes estaban como sub editores. Patricio Torres, el editor periodístico, estaba en un curso. Les gustó y la aprobaron. De hecho, a Sepúlveda también le habían preguntado en qué iba el proyecto anunciado por el Presidente de la Universidad de Chile, Carlos Heller, el 24 de abril de este año. Él ya venía con la idea de hacer algo así.

Comencé a conseguir las fuentes con la ayuda del productor Nicolás Cerda. Él concretó una entrevista con el alcalde de Pudahuel, Johnny Carrasco, quien comentó que los miércoles eran las reuniones de concejeros en el municipio. Nos recomendó ese día para hablar con él y con algún concejal presente.

Luego conversé con Andrés Weintraub, Director de Azul Azul que representa a la casa de estudios de la Universidad de Chile, a quien ya había entrevistado por otros temas. No relacionados con el estadio. Me respondió el martes citándome para el miércoles, por lo que mi lunes quedó en eso; pactar las entrevistas.

“En el CDF no había tenido problemas de ningún tipo hasta este reportaje”.

Al día siguiente, martes 29 de julio, me puse a buscar todo el material de archivo dentro del canal. Notas de cuando Heller asumió la presidencia con la promesa de construir el estadio y cuando anunció que tenía los terrenos. También cuatro notas, de cuatro períodos distintos, donde el ex Presidente José Yuraszeck pasaba de decir que en su período iba a haber estadio, hasta una donde explicaba que aún no podía anunciarlo. Luego de eso comencé a preparar mis entrevistas para el día siguiente.

El miércoles comenzó a las nueve de la mañana en la oficina de Johnny Carrasco. La entrevista duró una hora y, como sabíamos que la reunión de concejeros terminaba a la una, fuimos a Laguna Carén, los terrenos del proyecto en Pudahuel. Grabamos imágenes y un enlace para ponerlo en el reportaje. Nos devolvimos a la municipalidad y entrevistamos a Bernardo Norambuena y Mónica Sánchez, concejales de la comuna. A las cuatro de la tarde Andrés Weintraub nos citó en su oficina en la calle República, con el que también estuvimos una hora. Cuando se acabó la entrevista nos mencionó lo buena que la encontró. Que hace rato no tenía una conversación así. ‘Incisivo usted’, me decía. ‘Pero me gusta que sean así’, continuó el también integrante de la Comisión Estadio del directorio.

Volví al canal para revisar el material y así armar el cuerpo de la nota para el otro día. Revisé las entrevistas para rescatar las mejores cuñas.

No se había hecho ningún trámite para la construcción del estadio”.

***

“La mañana del jueves 31 de julio la ocupé para armar la nota, escribir el libreto y dejar listas las cuñas. Luego ordené las imágenes de archivo y mi enlace. Para la tarde fue toda la parte post producción: musicalización y efectos. Siendo las ocho de la noche, cuando comienza el segundo noticiero del Canal Del Fútbol, la nota no estaba terminada. Pero diez minutos después estaba lista para que saliera al aire, que fue lo que se hizo.

Cuando acabó el noticiero a mi editor periodístico, Patricio Torres, lo llamó el Gerente de Producción del canal; Mario Insulza. El motivo: hubo problemas con mi reportaje. Que había llamado Martín Awad, Director Ejecutivo del CDF, que a su vez habló con Cristián Aubert, Gerente General de Azul Azul y miembro del directorio del canal. Este último reclamó porque lo que hice había sido cizañero, que la única idea era tirar al suelo el estadio de la U y, con eso, el sueño de sus hinchas. Y no hay nada de eso. Lo que se expone es que, a cuatro meses de su promulgación, aún no están los permisos; el proyecto aún no ingresa a la Dirección de Obras de la Municipalidad de Pudahuel.

Recuerdo que estuve recibiendo y haciendo llamados de mis colegas hasta tarde. Piensa que yo salgo a las siete de la tarde y ese día llegué a las once de la noche a mi casa aún intentando bajar la temperatura del asunto. Se notaba que había gente muy caliente en Azul Azul. En la noche fueron a verme unos amigos a mi casa, les conté el tema y me dijeron que viéramos la nota. Yo sabía que en el CDF las noticias se repiten todos los días a las doce de la noche. Como se había emitido una vez al aire y yo no tenía copia quería ver el reportaje con calma. Estar tranquilo para saber qué fue lo grave. Pero no hubo repetición sino Football Review, un programa internacional.

Al día siguiente de lo ocurrido volví al canal para dirigirme a la U como todos los días. Ese día habló Martín Lasarte como lo hace los viernes, sin embargo no pude escuchar completamente sus palabras.

Me llamó Patricio Torres diciéndome que me devolviera inmediatamente. Era una orden de Martín Awad. Recuerdo que íbamos a hacer un móvil en directo para el noticiero de la una de la tarde. Lo tuvimos que bajar.

Foto: Pablo Baeza Contreras

Cuando estuve de vuelta en el CDF me encontré con Awad y la pregunta de cómo me habían tratado. Le dije que no tuve problemas. Me explicó que lo hizo para protegerme.

Pasó el fin de semana y llegué a la pauta del lunes con Torres diciéndome que aún no podía volver a la U.

El martes estuve cortando cuñas para una nota sobre Michelle Bachelet en La Moneda, debido a un recibimiento a los representantes de nuestro país en los Juegos Olímpicos Juveniles, cuando supe la noticia.

Patricio Torres reunió a todo el equipo periodístico para dar a conocer su despido por el reportaje de la U cuando Cristián Urbina lo interrumpió, porque le pasó lo mismo. Editor general y periodístico cesados de sus funciones. Al tener cargos de jefatura asumían mayores responsabilidades, pero también mayores culpas si las había.

Ahí empezaron nuestras renuncias, que comenzaron por José Manuel García, continuaron con Pablo Sepúlveda, luego Claudio Lara y terminaron conmigo. Fuimos a la oficina de Mario Insulza, que en su cargo de Gerente de Producciones era la persona por la que teníamos que pasar, el que en esos momentos estaba junto a Martín Awad. Les explicamos nuestra medida y trataron de convencernos de que nos retractáramos, que lo conversáramos al día siguiente. Fue lo que hicimos y no hubo diferencias. Incluso nos ofrecieron dinero, pero no era lo que buscábamos. La única forma de que no nos fuéramos era que integraran a los despedidos con garantías de poder hacer su trabajo libremente. Awad nos dijo que no era una negociación. Que la nuestra era una decisión abrupta, a lo que respondimos que el despido de estas dos personas también lo fue. Tras salir de su oficina presentamos nuestra renuncia ante notario y nos mantenemos a la espera de poder firmar nuestro finiquito”.

***

“Pienso que lo que molestó en Azul Azul es haber expuesto que no todo era color de rosa. En el reportaje no hay acusaciones, ni que el proyecto no va o que han robado plata. Lo que sale es que no hay permiso por parte de la Municipalidad de Pudahuel porque el proyecto no está en la Dirección de Obras. Que la universidad aún se puede negar a ceder los terrenos. ‘El diablo está en los detalles’, me dijo Andrés Weintraub, mi fuente de Azul Azul y que, al ser perteneciente a la casa de estudios y no un accionista que compra para ser del directorio, entiendo que tenga una voz más independiente. Intuyo que otro director me habría dicho que seguían trabajando, que todo iba bien encaminado, que los hinchas iban a tener su estadio, etc.

“Hubiese sido distinto haber recibido el respaldo de los gerentes del canal”.

En el CDF no había tenido problemas de ningún tipo hasta este reportaje. Siempre dije lo que me parecía. Pero pienso que con esto su noticiero tiene que replantearse el llamarse CDF Noticias y buscar otro nombre. Transparentar si lo que quieren es periodismo o un resumen de los entrenamientos en la semana. Definir que no harás relaciones públicas en favor de los equipos a través de las noticias del canal. Evidentemente serán relaciones públicas si te van a coartar lo que tienes que decir. Es del interés del hincha, de la gente, del mundo del deporte en qué va el estadio de la U.

Aquí veo censura, pasar por arriba del derecho de la información y por último el manejo de las influencias. Los poderes para llegar y levantar un teléfono. Uno podría creerle o no a la gente de la U el que no pidieron despidos, pero su llamado significó eso. Habría que ver en qué tono fue la carta de reclamos de Azul Azul, la que fue solicitada por el sindicato del canal y que no fue facilitada.

Hubiese sido distinto haber recibido el respaldo de los gerentes del canal, porque en todo momento intentamos hacer valer los intereses del CDF. A no ser censurados y no coartar el derecho a informar, lo que terminamos haciendo nosotros y no Mario Insulza o Martín Awad.

Yo soy de la U. Es muy curioso porque a raíz de esto me han dicho que sería colocolino y no sé qué. Que quería destruir el sueño azul y quién más que yo que, ojalá, la U tenga estadio”.

#Etiquetas:

Comentarios.