Actualidad + Reportajes

Detrás de la pantalla: cómo se produjeron las franjas por el Apruebo y el Rechazo en medio de la pandemia

Por ~ Publicado el 9 octubre 2020

El 25 de septiembre se lanzó la franja electoral para el plebiscito, que en su primer día logró un rating promedio de 41,7 puntos. Aunque son los mensajes por el Apruebo, el Rechazo y las dos posibles Convenciones los que dominan en el debate público, detrás de ellos hay equipos que dirigen, producen, escriben y graban los contenidos que buscan incidir en la que es considerada la elección más importante en Chile desde el retorno de la democracia. Y además, han tenido que hacerlo en un contexto de confinamiento mundial y estado de excepción constitucional. ¿Cómo se hace una campaña política audiovisual en medio de una pandemia?  


 

“¿Qué tipo de órgano debiera redactar la Nueva Constitución?”

Con esa pregunta, la segunda que los ciudadanos y ciudadanas deberán responder en unos pocos días a través del voto, comenzó el 25 de septiembre la franja televisiva previa al plebiscito. De esa forma partía la recta final, con los partidos políticos, comandos y organizaciones sociales jugándose sus cartas en cada segundo de pantalla para promover sus opciones:  Apruebo/ Rechazo, por un lado; Convención Constitucional/Convención Mixta, por el otro. 

Y entonces apareció la historia de un trabajador social de la Pintana, Daniel Rosas, como primer rostro de la campaña de la UDI en contra de escribir una nueva Carta Fundamental. Luego, en la segunda franja ese mismo viernes por la noche, cuando el espacio partió con la otra pregunta a responder, “¿Quiere usted una nueva Constitución?”, entre los que están a favor aparecieron distintas figuras emblemáticas del estallido social, como Gustavo Gatica, quien perdió sus dos ojos por los perdigones que le disparó un carabinero el viernes 8 de noviembre de 2019 durante una protesta en el sector de Plaza Italia. 

Eso es apenas una muestra de todo lo que salió y ha salido desde entonces. El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) definió transmitir la franja diariamente en dos bloques de 15 minutos cada uno: uno en el día, desde las 12:45; y otro en la noche, a partir de las 20:45. Es decir, dos veces al día, todos los días hasta el 22 de octubre, se podrá ver por televisión la propaganda de cada una de las opciones para la que se considera la elección más importante desde el retorno de la democracia.

Más allá de las revanchas y disputas políticas de uno u otro bando, la pandemia no sólo removió el cronograma del proceso constituyente y la agenda del gobierno, sino que también la de directores, guionistas, productores, camarógrafos, actores y todos los demás miembros de los equipos encargados de convertir esos mensajes políticos en piezas audiovisuales capaces de emocionar, informar y convencer a la ciudadanía de ir a votar y hacerlo por una determinada opción. 

El desafío: en medio del confinamiento mundial y un estado de excepción constitucional, producir contenido para lograr todo lo anterior y llenar unos escasos 840 minutos de transmisión repartidos durante 28 días y distribuidos entre 11 partidos y comandos que, a su vez, deben compartir el tiempo con más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil. ¿Cómo lo hicieron?   

Puroperiodismo conversó con distintas personas que han sido parte de ese proceso, tanto del Apruebo como del Rechazo. Algunos grabaron previo a la pandemia, mientras que otros decidieron modificar sus contenidos al contexto sanitario. A continuación, el detalle de sus enfoques y decisiones para desarrollar un producto que además es analizado por dos expertos en comunicación política.

La franja de la oposición

En un cabildo se encuentran reunidos niños, adultos mayores y mujeres, mientras en una pizarra flamea un corazón rojo con la palabra Apruebo. Esta es una de las escenas transmitidas en la franja elaborada por la productora Quijote Films para el Partido Por la Democracia (PPD), que forma parte junto a los partidos Socialista y Radical del comando “Convergencia Progresista”. 

Yassin Velázquez, encargado de la producción, cuenta que alcanzaron a rodar previo a la aparición de los primeros casos de Covid-19 en Chile, durante enero y febrero de 2020. Para entonces, ya tenían varias piezas disponibles, como la cronología del Rechazo.

Los enclaves autoritarios de la Constitución de 1980, la privatización de los derechos sociales, la explicación de los órganos del plebiscito, son algunos de los temas tratados en la franja del PPD, a través de un lente informativo e interactivo. 

“La franja, lo que está intentando, es generar material de utilidad pública y aclarar ciertas dudas, como qué es la Convención Constitucional”, explica Velásquez.

En el comando “Que Chile Decida”, conformado por partidos y movimientos del Frente Amplio y otras organizaciones de izquierda,  el equipo audiovisual está a cargo de los directores Pepa San Martín (“Rara”) y Moisés Sepúlveda (“Las Analfabetas”), el guionista y poeta Pablo Paredes (“El Reemplazante”), la escritora Arelis Uribe (“Que explote todo”, “Quiltras”), la productora Isabel Orellana (“Nunca vas a estar solo”) y Andrés Martinolli.

Paredes, que actúa como coordinador general de guiones de la franja, cuenta que una de las novedades en la creación de las piezas fue realizar las cápsulas sin ningún candidato y que estuvieron elaborando contenidos hasta que llegó la pandemia al país en marzo. “Entonces hubo que empezar a revisar el material, ya que el contexto iba a cambiar el tipo de conversaciones que se iban a tener”, dice. 

Reescribir, elaborar y mantener guiones fue parte de los desafíos para el trabajo del equipo realizador. 

Explica Paredes: “No teníamos que hablarle solo a los convencidos (…) Había que salir a contar otras historias, abrir más, buscar espacios distintos. Y eso fue un objetivo. El otro fue agradecer al movimiento social por lo que se había generado, y ahí también estaban los estudiantes secundarios (...) Todos estos meses nos sirvieron para evaluar mejor la situación y nos dimos cuenta que era más importante disputar el segundo voto, el de la Convención Constitucional versus el de la Convención Mixta”. 

 

La franja cedida a las organizaciones sociales

“Somos personas, no consumidores”, dijo Jorge González en la franja televisiva del comando “Apruebo Chile Digno” a favor de cambiar la Constitución. La escena culmina con su mano tapándose el ojo izquierdo, en referencia a las víctimas de traumas oculares tras el estallido social. Según el reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) publicado el 19 de marzo, hubo al menos 460 casos de lesiones oculares en el país producto de la represión policial a las multitudinarias manifestaciones que surgieron desde el 18 de octubre del año pasado.

A diferencia de los otros comandos y partidos que comparten su espacio en pantalla, el comando “Apruebo Chile Digno”, conformado por los partidos Comunista (PC), Humanista (PH), Progresista (PRO-PAIS), Izquierda Libertaria (PIL) y otros movimientos de izquierda, cedió el 100% de sus minutos en pantalla a 127 organizaciones sociales. 

El director de cine, Hernán Caffiero, la persona a cargo de la franja a través del movimiento “Aprobemos Dignidad”, cuenta que a diferencia de otros grupos, han grabado mayoritariamente en tiempos de pandemia. “Nuestro equipo de franja se constituyó casi de los últimos, porque hicimos un proceso de cabildos para plasmar ciertas reivindicaciones que tenían que estar contenidas dentro de las cápsulas que íbamos a realizar”, dice.

Para transmitir su mensaje han echado mano al humor, la animación e información, pero su principal foco ha estado puesto en historias de la ciudadanía enfrentando la pandemia. Entre ellas destaca una doctora en un hospital público colapsado por los casos de Covid-19 o la de un padre que va hasta una olla común para alimentar a su familia, debido a la cesantía que, según el último reporte oficial, ya es de un 12,9%. También han privilegiado la participación de rostros relacionados al estallido social: la aparición de Gustavo Gatica y de Fabiola Campillai -también cegada por el actuar de Carabineros- es parte de su campaña.

La intención, explica Caffiero, es provocar emoción en la población, pero al mismo tiempo llamar a la acción para el plebiscito. Y lo han hecho con prescindencia de los grupos políticos que lideran el pacto electoral: “Nuestro sello tiene que estar con los ciudadanos. No tuvimos a ningún partido [involucrado en la producción de los videos], ellos recién están viendo la franja ahora”, cuenta el director.

La franja de la opción Rechazo

Aunque en los partidos de derecha hay menos comandos que en la opción Apruebo, lo cierto es que muestran mayor diversidad de posturas y eso se refleja en sus campañas televisivas. 

Para la franja electoral de la opción Rechazo se inscribieron ante el CNTV el Partido Republicano, que preside el exdiputado y excandidato presidencial, José Antonio Kast;  la Unión Demócrata Independiente (UDI), que tiene a unas pocas figuras haciendo propaganda por su propia vía a la opción contraria -como el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín o el exsenador Pablo Longueira-; y Renovación Nacional (RN), que está tan dividido internamente que es el único partido que hace campaña en simultáneo por todas las opciones posibles bajo el slogan “Queremos lo mejor para Chile”. 

Esa división ha sido aprovechada por RN para potenciar su mensaje. En una de sus cápsulas, dejan en claro que en el partido, al igual que en las familias, conviven diversas posturas. Los publicistas Pablo González, de la agencia La Botica, y Cristián Rudfloff, asumieron el desafío de realizar esa franja. “Les hemos puesto el mismo corazón a todas las posturas”, dijo González a La Tercera. 

Durante este tiempo han recibido las instrucciones de los diputados Hugo Rey, por el Apruebo, y Luis Pardo, por el Rechazo, encargados de transmitir los contenidos para crear las piezas audiovisuales. Su aspiración, dice González, es que el jingle de la franja de RN quede en la memoria de la ciudadanía.

En los videos de la UDI el foco ha estado en alejarse lo más posible de los políticos. Así, han priorizado la aparición de rostros jóvenes, como Ricky, el “Facho Cola”, y representantes estudiantiles de derecha, como Polette Vega y Javiera Rodríguez, quien tuvo un gran protagonismo en la contratoma de la Universidad Católica en 2018, cuando su Casa Central fue tomada por las estudiantes en el contexto del llamado “Mayo Feminista”. 

Alex Hernández, director de la franja electoral de la UDI, comentó a Puroperiodismo que la cuarentena y el encierro ha estresado a muchas personas, y que en cada rodaje aplican “todas las precauciones y tecnología necesaria para poder grabar los testimonios e interacciones considerando las normas sanitarias”.

La cápsula donde aparece la periodista e ilustradora Javiera Rodríguez, se grabó en su hogar, en Ñuñoa. Con un primer plano mirando a los y las televidentes, les dice: “Para mí ha sido un orgullo plantearme como una opción diferente”. La pieza cierra con un “Chile yo te quiero”, que se complementa a coro en una pantalla de Zoom con distintos rostros repitiendo al unísono la misma frase frase. 

Hernández recalca que lo más relevante es “quiénes están frente a la cámara”. No son decisiones al azar, “son ciudadanos que quieren expresar sus opiniones y posturas con respeto y mirada de futuro”. Además, explica que detrás del slogan ‘Chile yo te Quiero’ o ‘Yo voto por sentido común’, el objetivo es “reflejar que detrás de cada voto existe una persona. Son ellas las que tienen el poder de la decisión en el plebiscito. Desde ese objetivo, la selección la cambiamos por una convocatoria a personas que estén dispuestas a aparecer en la franja contando su propia historia”, concluye quien fuera antes director de los programas juveniles Mekano y Yingo y del Festival de Viña del Mar.

Juicio al relato de las campañas por TV 

Según datos de Kantar Ibope Media, el día que se lanzó la franja, en su primera edición en horario prime (20:45), el rating alcanzó un promedio acumulado en los siete canales de 41,7 puntos. Durante el primer fin de semana de la franja, las dos emisiones fueron los espacios más vistos dentro del ranking diario.

Ximena Orchard, directora del Departamento de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) y experta en comunicación política, considera que “la franja es un reflejo de la política actual” y que “no ha sido capaz de instalar una narrativa coherente para las opciones Apruebo y Rechazo. Es una franja que ha resultado confusa para las personas”. 

Por su parte, el publicista y director de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales (UDP), Cristián Leporati, señala que “el problema de la franja es que como plataforma es compleja, ya sea para este proceso plebiscitario o cualquier proceso electoral, porque su diseño es anacrónico. No te permite tener un relato claro, simple y preciso para la gente”. 

Otro aspecto que destacó el académico de la UDP es que la campaña del Apruebo debió estar enfocada en promover la participación, y que no lo está haciendo. 

“Hay gente que no vota en Chile, que no está votando ahora. La campaña del Apruebo hubiese estado encaminada a potenciar y fortalecer que las personas vayan a votar, pero no tenían claro un grupo objetivo (…) La campaña del Rechazo es más efectiva. La del Apruebo es mucho más desordenada, enredada y apunta a muchos grupos objetivos”, agregó Leporati

En cambio, el análisis de Orchard es que esta “opción ha tratado de distanciarse de la política e instalar una hipótesis de la mayoría silenciosa. Me parece que el plebiscito tiene un relato, pero no está en la franja, creo que no ha sido el instrumento para generar ese relato público”.

 

#Etiquetas:

Comentarios.