Actualidad

Celebramos el Día del Periodista con recuerdos y anécdotas de #MiCredencialDePrensa

Por ~ Publicado el 10 julio 2015

El 11 de julio de 1956 se fundó el Colegio de Periodistas de Chile, fecha en que también se conmemora el Día del Periodista en nuestro país. Con motivo de este hito pedimos a cuatro periodistas que nos compartieran una fotografía de una credencial de prensa que atesoraran con cariño, nostalgia o simplemente curiosidad. Nuestro ánimo es ampliar este archivo así que te invitamos a que compartas tu imagen en Twitter usando la etiqueta #MiCredencialDePrensa y la agregaremos a esta publicación.

gustavo_villarrubia

Gustavo Villarrubia en Afganistán. “Salvoconducto conseguido como corresponsal para CNN en Español y radio Monitor de México, concedido por el gobierno de transición afgano para moverme por todo el territorio, durante la guerra contra los talibanes, en noviembre de 2001”.


marcela_turati1

Marcela Turati y su credencial caducada. “Esta es la credencial de prensa que me dieron temporalmente en la revista Proceso donde colaboraba. Nunca pedí que me la renovaran, la usaba con la fecha de caducidad vencida. Una vez viajé a un pueblo narco a entrevistar a la familia de una joven asesinada por el ejército y la mostré. Una mujer, desconfiando de su veracidad, llamó a la redacción a preguntar si yo trabajaba ahí. La secretaria que atendió la llamada respondió que yo no era empleada de la revista. La voz advirtió: ‘Si no es la vamos a levantar’ (desaparecer) y colgó. La secretaria, aterrada, le contó a mi editor la conversación (por suerte yo le había avisado del viaje). Yo desconocía todo eso, sólo sentía la hostilidad de la gente, de entrevistados pasaron a interrogadores, me cuestionaban qué intenciones tenía y me exigían que confesara para quién trabajaba. Mi celular timbró. ‘Marcela, ¿estás bien?’, preguntó la secretaria desde la redacción. Una vez que me informó de su error y de la amenaza aclaré con la familia el malentendido. ‘No soy empleada fija de la revista, soy colaboradora, no he renovado mi credencial’. Salí pálida de esa entrevista”.


carlos_basso1

Carlos Basso y un caso emblemático. “Esta es la credencial que usaba a fines de los años 90, cuando editaba la sección policial del hoy desaparecido diario Crónica de Concepción (donde también reporteaba) y publicamos cierto día una noticia relativa a la extraña desaparición de un joven llamado Jorge Matute Johns. Durante todo el tiempo que siguió a esa primera nota anduve con esa credencial en la billetera, mientras cada día aparecían nuevas pistas, distractivos y todo se enredaba aún más, al punto que hasta el día de hoy aún la justicia no ha podido desentrañar ese misterio”.


peña

Juan Cristóbal Peña y una oferta sorpresiva. “En 1989, en mi primer año como estudiante de Periodismo, llegué a radio Nuevo Mundo con una compañera de curso para hablar con Mario Gómez López, un periodista de la vieja guardia que recién volvía del exilio y tenía un programa donde hablaba de actualidad y programaba y comentaba discos. Gómez López nos recibió muy amablemente y nos hizo pasar al estudio para hablar en directo, al aire, y antes de despedirnos nos preguntó que por qué no nos poníamos a trabajar desde ya. Dónde, preguntamos. Acá mismo, respondió él: los espero el lunes. Y así fue como comencé a trabajar como reportero volante de una radio donde se redactaba en máquina de escribir y los discos que se tocaban eran de vinilo”.

#Etiquetas:

Comentarios.